Visitas

jueves, 3 de febrero de 2011

Con un toque de canela

Hermes, hoy he ido al mercado a comprar canela en rama. Le da un toque de alegría a la casa, se impregnan las paredes y se me cuela tan dentro que no deja que nada me ponga tan triste. Solía comprarla cada semana pero al estar tan debilucho no quería que te pasase nada; ahora ya tienes fuerzas para revolotear por toda la casa, no es mala señal. El caso es que caminando entre los puestos he recordado aquello de “al mal tiempo, buena cara” y no veas tú lo bien que me he sentido. Será por la canela…

Os mando un poquito de alegría.

5 comentarios:

  1. Quizás tenga que comprar un poquito de canela también... :)

    ResponderEliminar
  2. MI madre siempre me ponía canela en los bolsillos para que siempre caiga bien, me decía

    ResponderEliminar
  3. Me apunto a lo de comprar canela.

    ResponderEliminar
  4. Yo la utilizo mucho, sobre todo cuando cocino postres... y capuchinos :)
    y tiene poderes curativos... además.
    Un beso

    Saludos
    Marlene

    ResponderEliminar